April 1, 2014

A.Z.


Manuscrito nuevo.

Creo que no debería dejar constancia del título, porque si lo presento a concurso me conviene conservar el anonimato. Pero quedaos con estos conceptos:  

Noir.
Ninjas.
California.
Deportivos de época.
Hermafrodita.

¿Ya? Pues felicidades: acabáis de atisbar apenas unos átomos del holocausto de hormonas, hostias y chistes a destiempo que es la primera novela de mi(s) nuevo(s) héroe(s). Llamémoslo A.Z. Ah, y EN CASTELLANO.

En respuesta al comentario casi frecuente: "Caray, estás muy productivo, ¿no?" Pues no. Pero veréis, desde 2004, cuando establecí el ritmo sin proponérmelo mucho, he procurado producir cada año al menos una cosa gorda. "Producir" significa escribir y acabar; da igual si se publica (la mayoría de veces no se publica); "cosa gorda" es una novela, un proyecto audiovisual con piloto y ojos, whatéver. Tampoco era muy riguroso con esta meta, pero cuando me di cuenta de que acababa 2013 siendo el primer año que no hacía nada nuevo, me supo fatal. Es cierto que en 2012 acabé dos libros, pero uno lo arrastraba ya del año anterior; en 2013, la posproducción de The Supernatural Enhancements (consistente en hacer muchos menos cambios de los que se me pedían y escribir e-mails eternos explicando por qué) y circunstancias personales me impidieron sacar en todo el año nada más que un cuento de publicación invisible. Así que llegué a la Nochevieja deprimido (para eso es la Nochevieja) y empecé 2014 resuelto a acabar novela lo antes posible. Es esta.

Ahora mismo tengo tres manuscritos en sendos idiomas. The Supernatural, en inglés, sale este agosto; ¡y lo sé porque lo dice Amazon! El otro de 2012, Un cel en Helvetica, en català, está en el cajón esperando su momento. Y A.Z. ya tiene edición beta, para mis sufridos amigos.

Y nada. Ahora toca salir al balcón y decidir qué idea embrionaria es la próxima en crecer, desarrollarse y convertirse en despropósito. Ay. Feliz primavera también a vosotros. :D